En este mismo momento estoy buscando a una chica que me consuele, me han sucedido tantas cosas que han terminado con mis ganas de vivir, pero un amigo me dijo que buscara el consuelo de Escorts Sexo VIP y justo eso es lo que estoy intentando.

Dice que son chicas que le ayudan a cualquier tipo de hombre que se encuentre pasando situaciones difíciles, me parece muy bien la idea, por lo tanto todos los días busco chicas y lo hago en Escorts Sexo VIP, lo hago con gran facilidad, pero la próxima vez que entre al sitio comenzaré a quedar para una cita con alguna de ellas, ya no quiero solo chatear, sino conocer a una chica que me sirva de compañía y quien sabe hacemos química a la primera y llegamos a algo más, lo cual es lo que me gustaría.

Foto 5

Escorts Sexo VIP fue mi solución

En Escorts Sexo VIP encontré a mi chica, ella es muy linda, desde el primer encuentro me sirvió de consuelo, ya que comencé a contarle muchas cosas, ella con una gran paciencia y atención me escuchaba, me asombre por su amabilidad, pues nunca había conversado con una mujer tan gentil, en poco tiempo sentí que me estaba enamorado de ella.

Fue algo muy especial, supuestamente ella solo iba a ser acompañante de mis fiestas y estaría conmigo solo cuando sintiera la necesidad de conversar con alguien, así fue como habíamos acordado, pero el destino tenía otros planes bien distintos a los nuestros.

Como de costumbre fuimos a una fiesta, ahí no pude soportar más y le confesé que me había enamorada de ella, por lo tanto ya no la quería solo como una simple acompañante, sino que deseaba que aceptara mi amor y todo lo que tengo para ofrecerle.

Ella se quedó muy pensativa, pues este era su trabajo, le dije que no se preocupara que todo estaría bien y que si ella quería podía renunciar a su trabajo como dama de compañía, en un primer momento no fue fácil, ya que le note miedo a la relación de pareja que le estaba ofreciendo, esto debido a que ella nunca había tomado en serio una relación, sobre todo porque su trabajo no se lo permitía.

Pero yo estaba ahí, le estaba ofreciendo que cambiara su trabajo por mi amor, pensaba que lo mío era un juego y que la podía engañar, pues ella no debía tomar mucha confianza con ninguno de sus clientes a quienes solo les serbia de compañía y nada más que eso, terminamos la conversación y le dije que nos viéramos al siguiente día y que lo pensará un poco.

Llego el momento de encontrarnos de nuevo y ella también me confeso que conmigo le había pasado algo muy extraño que nunca antes le había sucedido con ningún otro hombre, me dijo que también estaba enamorada de mí, pero que estaba confundida, le propuse que lo intentáramos, que yo la amaba con todas mis fuerzas y que siempre estaría a su lado, todo esto le dio confianza y tomamos la decisión de convertirnos en pareja.